jueves, 8 de noviembre de 2007

YOGA PARA NIÑOS

El yoga para niños resulta una maravillosa disciplina para los seres en desarrollo. Su objetivo consiste en favorecer, estimular y desarrollar todas las riquezas latentes en el niño. Una escuela de vida donde el niño aprende a conocerse, encontrar su sitio, llegar a ser autónomo y consciente.


En el plano físico, el yoga desarrolla de manera armoniosa el cuerpo del niño en pleno crecimiento, al tiempo que aumenta su flexibilidad, agilidad y resistencia. Favorece el conocimiento y la toma de conciencia del cuerpo.


La practica de encadenamientos como los juegos permiten el desarrollo de las cualidades de atención, concentración y memorización.

Comunicar y adquirir confianza
En la clase de yoga los niños aprenden asimismo a comunicarse, ayudarse mutuamente, compartir sus experiencias y adquirir confianza en si mismos.

Explorar lo desconocido
Practicar posturas invertidas es aprender a ver las cosas desde otro Angulo, habituarse al cambio y encontrarse cómodo en ello, lo que proporciona enseguida una gran capacidad de adaptación.

Suscitar la reflexión
Fomentar en el niño la reflexión le permite crecer, tomar conciencia y responsabilizarse.