jueves, 8 de noviembre de 2007

Al Esforzarte

Es cierto que no siempre queremos esforzarnos, empujándonos a seguir un poco más durante los ejercicios o durante la meditación, pero siempre favorece los resultados. Cuánto más puedas, cuánto más recibas. Es una ley de la naturaleza incontestable.
El esfuerzo de la respiración, el ángulo y el movimiento en los ejercicios fortalece nuestro sistema nervioso.
El sistema nervios está detrás de la fuerza y la resistencia física que tengamos, influye en nuestra capacidad de ser tolerantes y pacientes.