miércoles, 7 de noviembre de 2007

Deuda de Oxigeno.

Se produce una deuda de oxígeno cuando su proporción en la sangre es inferior a la necesaria. Un indicio familiar de esta situación es el bostezo. Una forma de estimular la respiración para que sea más profunda consiste en hacer ejercicios energéticos con los principales músculos del cuerpo (Vyayam, Danzas...). Otro método consiste en estar quieto de pie o sentado y hacer respiraciones profundas voluntariamente. Este último es el que se utiliza en el pranayama.