jueves, 8 de noviembre de 2007

Respiración Larga y Profunda

La respiración larga y profunda comienza con la distensión del ombligo y continúa por el levantamiento de la caja torácica llenando los pulmones con el aliento. La exhalación consta del proceso al revés: bajando la caja torácica y la contracción del ombligo.
Habitualmente se hace por la nariz. Es utilizada para calmar el organismo y llevar la conciencia a uno mismo.