jueves, 8 de noviembre de 2007

EL CHI


También conocido como el aliento del Dragón, es la energía que se encuentra y fluye en nuestro cuerpo y en todo cuanto nos rodea, incluidos nuestros hogares.


El Chi fluye por nuestro cuerpo a través de los meridianos de la acupuntura. La medicina china nos dice que la enfermedad surge cuando el Chi se estanca o se acelera. El Tai Chi y el Chi Kung cultivan la energía vital a fin de mantener nuestro cuerpo en salud y armonía.


Todo lo que nos rodea tiene un Chi, las plantas, los minerales, los animales y los seres humanos. También cada casa tiene un Chi que la caracteriza, nosotros podemos "percibir" o "sentir" el chi de un lugar.


El Feng Shui estudia cómo el Chi recorre nuestra casa a través de las habitaciones y pasillos, entrando y saliendo por puertas y ventanas. Cuando el chi fluye libremente, las personas serán positivas y disfrutarán de una existencia armónica. Si el Chi se estanca surgirán problemas en la vida cotidiana o en las metas y proyectos de quienes vivan allí.Existe un Sheng Chi, que es el Chi que alimenta y el Sha Chi, el Chi que debilita y destruye. El Chi se mueve en forma ondulante y debe ser estimulado, el Sha se mueve en línea recta o se estanca y debe ser corregido.


También debe considerarse el entorno humano, el Feng Shui no le recomendaría una casa que esté al frente o al lado de un lugar conflictivo o asociado a la violencia, muerte o dolor como un cementerio, un matadero, un burdel, una comisaría. Totalmente opuesto, lugares con buen Chi son un parque, una plaza, un jardín infantil, lugares que prestan servicios como una biblioteca, una casa de la cultura, un centro vecinal o lugares de medicina alternativa o de crecimiento personal.